Sáb. Nov 27th, 2021

Es innegable Transmisión de las leyendas de Japón está empezando a golpear fuerte. Las motos deportivas de los años 80 y 90 están experimentando su propio renacimiento y un fantástico ejemplo de ello es la última creación del austriaco Falk Dirla.

Basado en Suzuki Hayabusa 1300 de 2000 le dieron toda una vida muscular 1989 GSX-R 1100 (AQUÍ CONOCES SU HISTORIA). Un motor de casi 200 CV y ​​una pieza de moto preparada para ello, pero con una estética retro total y a la vez rompedora. Cada pieza ha sido cuidada hasta el último detalle para que el look sea lo más parecido posible a un Gixxer legendario.

Con carenados auxiliares industriales debidamente adaptados, un nuevo subchasis y mucha artesanía, la moto se ve espectacular.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *