Lun. Oct 25th, 2021

Tu fichaje en Hero Motorsports fue una grata sorpresa, ¿cuándo empezaron los contactos?

“Tuve que participar en el rally de Merzouga con Kevin Benavides con el equipo Honda. Todo estaba relacionado con Martino Bianchi, el jefe del equipo de rally Honda HRC en ese momento. Se interesaron por mí, pero cuando uno de sus pilotos habló de ello, no le gustó mucho y en unos días todo cambió por completo. Finalmente, Martino dejó de ser gerente deportivo. El equipo le echó la culpa al Dakar de los problemas que tenía y yo me quedé fuera.

¿Y de ahí en adelante?

“Ya había pagado la preinscripción en Merzouga y le expliqué a la ASO lo que me pasó. Fuiste claro. Me dijeron que se aceptan algunos términos al registrarse y que no tienen la obligación de reembolsarle por registrarse a menos que sea por una razón importante de su parte o de un familiar directo. Eran 3.300 euros que nadie me había dado. Así que sabía que si no quería perderla tenía que ir solo. Pero no tenía forma de hacerlo “.

Oriol Mena

En ese momento surgió el personaje Martí Escofet, que más se acercaba a ser un ‘Ángel de la Guarda’, si es que realmente no te quedaba tan bien.

“Sí, lo conocí hace un año y medio y se ha convertido en una persona muy importante en mi carrera deportiva. Es el dueño de la empresa Gervall. Se lo comenté y me dijo que Enduro ya tiene fecha de caducidad para mí y que tengo que apostar por esta nueva oportunidad en los rallies. No podía ir solo, así que me dijo: ‘Gervall te lleva’. La verdad es que todo fue un poco apresurado a partir de entonces. Preparamos una moto de enduro del año anterior que había corrido la Baja y que pertenecía al Xavi Arenas de Honda Impala. Lo compré para matricular con matrícula de aquí porque era italiano y lo conseguimos con depósito más grande, tubos de escape … lo típico. Trabajamos contrarreloj con mi actual mecánico Rubén Reina. A pesar del ajetreo y el bullicio, el resultado fue excelente. Fuimos a Merzouga con Joan Manel Pedregà en su camioneta de servicio. Realmente lo aprecio, tanto a él como a su equipo, nunca olvidaré lo que me ayudaron y me enseñaron. Es un chico que se hace querer y con el que además te lo pasas genial ”.

Y llegó el momento de la verdad, la bandera de salida de Merzouga.

“Llegué a Marruecos sin saber qué es un GPS y sin haber elaborado nunca un libro de ruta. No sabía absolutamente nada. Tuvimos una aventura. Dos días antes, un chico llamado Guillermo del equipo de Pedregà nos dejó un libro de ruta. Cuando tenía 30 kilómetros de prueba, ¡quería mandarlo todo al infierno! Salí a correr y en los ‘entrenamientos libres’ entendí mal su nombre, no anotó y me salté el primer ‘waypoint’. ¡El único en todo el rally! Pero la realidad era que no era el tiempo lo que contaba, sino los castigos los que llegaban a la mitad. La falta de un “waypoint” fue de 30 minutos, por lo que fueron 15 minutos los que finalmente me impidieron ganar la categoría de “Rookies”, lo que habría significado mi inscripción gratuita para la próxima edición del Dakar. Al final acabé segundo, a 12 minutos de Maciej Giemza, que finalmente ganó.

Oriol Mena

¡Qué bautismo y qué “cántaro de arena”!

“Sí, no quiero pensar demasiado en eso. Fui día tras día. Paso a paso. El primer día de la etapa maratón no pude encontrar un “waypoint” y me perdí como muchos otros. Llegué al campamento sin haber preparado nada, sin ropa que cambiar, sin cambio, sin saco de dormir … ¡Nada, lo sabía! Yo acerté con el cepillo de dientes y me dejaron la pasta de dientes, si no, ni siquiera eso (risas). Llegó la etapa maratón y al día siguiente gané la etapa, la quinta. Terminé 12º en la general como el segundo mejor novato. Y al final, Hero, mi equipo actual, mostró su interés en mí. Nos conocíamos desde hacía mucho tiempo cuando se hicieron cargo del equipo BMW. En 2008 empezamos a hablar de competir con ellos, pero al final no pudo ser. Me felicitaron y me preguntaron qué estaba haciendo en el mundo del rally. Nos pusimos al día, me dieron una tarjeta de contacto y me dijeron que los llamara el mismo lunes que llegué a casa “.

¿Tan fácil?

“Sí, te llamé el lunes y ya estuve en Alemania el jueves, donde pusiste tu oferta sobre la mesa. ¡Fue increíble! “

Oriol Mena

No fue la única buena noticia para el Merzouga, su buen resultado también le dio la oportunidad de participar en la carrera de rally de Cerdeña por coincidencia y causalidad al mismo tiempo.

“Fue allí donde conocí a Carlo Seminara, un verdadero fanático de las incursiones que ha estado compitiendo durante más de treinta años y es el dueño de Partauto Italia. Me dijo que tenía que ir a Cerdeña aunque me era imposible. Había hecho mucho para estar en el Merzouga y Gervall había hecho el resto. Le dije obstinadamente que no podía ir y me respondió: ‘No te pregunto si puedes o no, te digo que vendrás a Cerdeña conmigo’. Me preguntó qué talla estaba usando. Me prepararon dos conjuntos y volví a conducir a Cerdeña con Pedregà como asistente, con los colores de Partauto.it. Un día perdí ocho minutos allí después de que mi motocicleta se cayera por un terraplén en una curva. No pude entenderlo y gracias a …

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *