Lun. Oct 25th, 2021
Texto: Nicki Martinez / Fotos: Nicki Martínez / KH7 / KTM

“¿Qué tal ‘Martines’, cómo va todo?” Isidre contagiaba alegría con simples gestos. Es un regalo. Lo conozco desde hace mucho tiempo y estoy seguro de que es capaz de ganarse la simpatía por su forma de ser y de decir las cosas. Un día después del Dakar Series de Europa Central 2008, Eric Bernard, su gerente en el Equipo KTM Gauloises, me confesó que Isidre “Era el piloto más técnico y talentoso que ha tenido en su equipo de raid”. Un piloto que es valorado por sus compañeros, por sus rivales y por los aficionados a las motos. Un campeón dentro y fuera de la pista y un chico que agradece lo que le ha dado su trabajo a pesar del duro golpeVecinos del mitin del Almanzora, una caída que lo derribó una silla de ruedas a finales de marzo de 2007, hace ocho años ahora.

A veces la vida nos pone a prueba, pero siempre hay calma después de la tormenta. Un prisma optimista que hacía que el piloto de Oliana mirara siempre hacia adelante, sin tristeza. Por otra parte. Una habilidad que algunos médicos han denominado “resiliencia” y que no es más que el talento que permite a algunas personas que han vivido situaciones traumáticas salir fortalecidas de ella. Hablamos con Isidre Esteve de motos, enduro y Dakar, tres de las grandes pasiones de un piloto con mil batallas, un gran comunicador – te lo aseguro – cuyo fan y amigo te confieso. Repasamos su trayectoria deportiva, el pasado y presente del Dakar y proyectos de futuro con él, una enciclopedia abierta del mundo de la conducción, un piloto que se expresa con la sencillez de un buen gesto y una sonrisa: Isidre Esteve.

LOS INICIOS EN EL ENDURO

Todos hicimos planes cuando éramos pequeños, pero nunca imaginaste que te convertirías en piloto.

“De ninguna manera. Vengo de Oliana, un pequeño pueblo del Prepirineo catalán. En mi casa teníamos un pequeño hotel a las afueras de la ciudad. Entonces mi primera bicicleta fue una Puch Minicross, lo que me acercó a la ciudad, compaginé mi trabajo en casa con mis estudios, pero nunca me hubiera imaginado participar en competiciones.

Bueno, vas a contarnos cómo te metiste en el enduro.

“Los ‘Dos Días del Segre’ se organizaron en mi ciudad y eso me cautivó. A mi vieja Puch le siguió una Rieju 75. Me animaron a participar en la carrera, y tres o cuatro meses antes recogí todos mis ahorros y compré una TM 80, la enduro del día. Creo que fue el primero en llegar a España “.

Y por lo que nos “dijeron”, fue que viniera a besar al santo.

“Sí, apenas tres meses después de subirme a esta moto, participé y gané la categoría 80. No tenía intención de seguir, pero la gente del club me animó a probar suerte en otro. Fui a Guadalajara y gané también, luego vino Valverde del Camino … ¡y así empezó todo! El primer año gané el Campeonato de España de 80cc Júnior y al año siguiente Pep Vila, el entrenador, me llamó para los Seis Días de Checoslovaquia. Todo empezó a despegar a un ritmo vertiginoso y al año siguiente ya estaba en la selección con gas en la Copa de Europa ”.

Continúe, por favor continúe … Ya es indolencia.

“En 1992 gané el Campeonato de España Senior en gas, todavía en 80cc, antes de que desapareciera esa categoría. Luego pasé a 125 cc. Estuve en la selección nacional durante tres años y medio hasta que firmé con Honda Motorgas. Estuve dos años más, fui subcampeón de Europa, que finalmente ganó Marc Puigdemont. Aunque uno de los títulos que más esperaba era en Holanda en el ISDE. Estuve en 80cc durante los primeros cinco días y al final el italiano Gian Marco Rossi me ganó en la especial de Motocross. Está claro que me hubiera gustado ganar, pero el segundo lugar me hizo mucha ilusión. Y luego, retomando el hilo de lo anterior, desde Honda Motorgas me fui a KTM con Marsi. Primero en 125 cc, donde finalmente logré ganar la Nacional. Y al mismo tiempo vinieron las derrotas, en 1995 gané mi categoría con una Honda CR 250 2T y quedé cuarto en el scratch, y luego me dije que esa era la especialidad que más disfrutaba.

¿El enduro era tan diferente al anterior al actual?

“¡Sí, y tan diferente! Quizás sea por los problemas que tenemos para acceder al medio natural, o quizás por el hecho de que lo estamos reinventando para hacer más atractiva esta especialidad al público y crear unos extremos. Todos los pilotos pensaron en cómo prepararnos para las carreras y hubo quienes se enfocaron en entrenar solo los extremos en lugar de ganar para no perder las carreras allí porque un error en el caso extremo perdió 30 o 40 segundos, o incluso un minuto “.

¿Fueron los extremos los culpables?

“A partir de entonces, el enduro ha cambiado por completo. El rally ya no era tan importante, tenías que ser muy bueno en las especiales y no fallar en los extremos. Antes de eso, los tiempos del rally eran tan ajustados que las especiales se deslumbraron. Y eso ha cambiado ahora, el rally es menos selectivo y las especiales mandan, y en lugar de 4 por carrera ahora hay 9 o 12 “.

EL SALTO AL DAKAR

En 1998 hiciste el salto al Dakar, cuéntanos cómo surgió.

“Bueno, en el 97 corrí junto a Nani -4T- y Miki Arpa -250 cc- en KTM, …

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *