Lun. Oct 18th, 2021
Emilio Alzamora (1973) El gran criado

Las Aprilia eran más rápidas que su Honda y le quitaron dos victorias por apenas unos centímetros. Así que le pasó a él en Montmeló con Arnaud Vicente el resultado inesperado de una carrera vibrante que sus fans ya cantaban. Solo once milésimas le trajeron la victoria.

Lo mismo pasó con Melandri en Sachsenring, pero Emilio nunca se desmayó. Tenía plena confianza en su espectacular frenada con maniobras de adelantamiento del pelotón y estaba firmemente convencido de que estaba en el camino correcto para ganar el campeonato.

Cinco segundos lugares y otros tantos terceros fueron su mejor garantía de llegar a la última carrera en Buenos Aires con un margen mínimo. Melandri. En el hipódromo Oscar Alfredo Gálvez de la capital argentina, solo tenía que preocuparse en cada posición era cruzar la meta detrás del italiano.

Era mano a mano, pero la peor amenaza era el contingente de siete pilotos italianos supuestamente unidos para mejorar las cosas de Marco Melandri. Fue un GP muy tenso y con bastantes problemas para Emilio, pero el coraje del leridano contrarrestó todo pronóstico para lograr el mejor tango de su vida.

En una motocicleta cuando tenía cinco años

Atrás quedaron diez años que forjaron el comercio desde sus inicios en la competencia (1989) cuando fue Se proclamó campeón de Cataluña de 80cc con el entonces popular Honda MBX Hurricane. Pero los inicios de la motocicleta se remontan a 1978 y una de esas diminutas ItalJet 50 que adoraban a los niños.

«Fue un regalo sorpresa de mi padre. Le gustaban mucho las motos, incluso participó como P.Iloto amateur en las 24 horas de Montjuïc -explica Emilio- Cuando había carreras, me sentaba a su lado para ver el GG.PP juntos. A través de la televisión “.

Desde su infancia guarda vívidos recuerdos de las triunfantes carreras de Nieto en la Garelli 125, que le valieron al Zamorano sus últimos títulos mundiales.

Poco sabía en ese momento que se convertiría en campeón mundial en el equipo de Nieto.

Emilio creció entre las superbikes de su padre, pero desde que la ItalJet había invadido su casa, solo había pensado en pasar el fin de semana con la pequeña motocicleta italiana por las calles de la urbanización Graus, donde tenían el chalet familiar.

Gana el criterio de 80cc y el mismo día compite en un GP de 125 y hace toda una demostración en Calafat. JJ lo notó.

A los 15 años participó en su primera carrera, una contrarreloj en Orrius (Barcelona) con la Honda MBX 75 y poco después debutó en el circuito (Calafat). Al año siguiente (1989) interpretó el Campeonato de Cataluña y lo ganó. “Los hermanos Romero de Bultaco me prepararon el MBX y Ángel Carmona, el técnico que asistió a Ricardo Tormo en sus dos títulos mundiales, se hizo cargo del motor.

Lo jugué en la misma motocicleta Criterio 80 cc de 1990 y yo gané “.

Del criterio al europeo

La última carrera del Criterios coincidió con el super prestigio y lo ganó declarándose campeón.

Pero lo mejor para Emilio era llegar ese mismo domingo de otoño Superprestigio 125donde conduje por primera vez una Honda 125 GP comprada entre mi padre y el dueño de Yasuni.

Eran los invitados habituales de la Copa del Mundo: Aspar, Julián Miralles, Stefan Prein, Hans Spaan, Dirk Raudies-

La salida se realizó sobre asfalto medio mojado. En la parrilla de salida, los hermanos Romero me pusieron slicks y les pregunté si no patinaba con estos neumáticos. Me dijeron que no me preocupara y que subiera el gas.

Lo hice así; Aceleré, olvidé los slicks y pasé toda la carrera con los líderes, en cuarto y quinto lugar.

Emilio Alzamora (1973) El gran criadoTras disputar su primer campeonato de Europa en 1991 en el equipo JJ Cobas, «Aspar» le obligó a repetir su experiencia en el mismo campeonato con Honda y Coronas y acabó séptimo.

Al finalizar el curso Jacinto Moriana y el responsable Marlboro, Hugo von Veschler. Querían conocer a este chico, que acababa de sorprender a la élite del mundial, y desde entonces me ofrecieron pilotar el campeonato de Europa con una de sus 125cc con motor Honda.

Ha sido un año duro, no conocía ninguna pista y mi experiencia se limitaba a Calafat. Tuve que aprender mucho en poco tiempo y los resultados sufrieron como resultado. Terminé el campeonato en el puesto 14. Después de la temporada en JJ Cobas no tenían continuidad para mí.

Entonces Jorge Martínez ‘Aspar’ sugirió que repitiera con su equipo junior en la ‘Europa’ y lo terminé en 7mo lugar. En 1992 se expuso la crisis económica, se acabaron los patrocinios, se recortaron presupuestos y como tantos otros pilotos me quedé sin plaza en un equipo ».

Estreno mundial

Han sido años difíciles para encontrar apoyo; los mejores equipos se tambalearon y redujeron sus actividades al Mundial, además de promover nuevos valores y una cantera juvenil de futuro. «La situación era difícil; las perspectivas de progreso eran escasas, si no nulas.

El circuito porteño fue un talismán en la carrera deportiva de Alzamora: “Yo era muy bueno en eso; Tuve un frenado fuerte y eso me gustó »

Al menos con la ayuda de mi padre y la promoción turística institucional ‘Ara Lleida’, organizamos un pequeño equipo TMR del técnico Juárez para el funcionamiento del Nacional.

Fui segundo en España, pero lo más importante pasó en la primera carrera de la Open Ducados en Montmeló, Dónde…

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *