Sáb. Nov 27th, 2021

La Montesa A-45 se vendió bien por los números en ese momento. La «Yaya» había servido para introducir a Montesa en el mercado nacional de motocicletas, un mercado en el que aparecieron cientos de marcas por esa época y hasta finales de la década de 1950. Sin embargo, Montesa no solo consigue sobrevivir en este Maremagnum, sino también convertirse en una de las primeras marcas nacionales.

A menudo se dice, y hay mucha verdad en ello, que en aquellos años 50, cualquier persona con una máquina de soldar y acceso a mangueras conducía una motocicleta de marca. Podrías ir con eso Villiers hispanos y comprar los motores necesarios para «motorizar» este chasis. De hecho es tuyo Montesa Trató de construir algunos prototipos con este motor para evitar complicaciones de producción en esos primeros años. Afortunadamente, decidieron tomar una ruta diferente.

para A-45 lo siguió y continuó su imaginación al nombrar sus motocicletas, el B-46. A lo largo de los años se conocerá como B-46/49, esos fueron los años en los que se produjo. La bicicleta era básicamente una A-45 mejorado: diámetro del cilindro aumentado de 45,6 a 51,5 llevarlos a 125 cc, con 1,5 CV más hasta llegar al 4,7 CV.

Exteriormente, este cilindro pierde la forma de la cafetera y adquiere líneas cuadradas más modernas. También cambie la suspensión trasera, los resortes del asiento y algunos elementos secundarios como el juego de herramientas. De estos fueron hechos más de 1.800 unidadesEntonces, todo un récord al que tenemos que sumar estos dos prototipos Villiers hispanos (según este tipo de chasis) y siete unidades especiales de la versión «señora«O»Eclesiástico«, Con un chasis abierto, como el de la A-45.

Siguiendo esta lógica, el siguiente en línea sería que C-49, una motocicleta que no pasaba del estado de prototipo, en la que, entre otras cosas, una horquilla telescópica, más moderna que el paralelogramo de la B-46/49. Pero sera que D-51 el que llegaría a las tiendas. Nuevos frenos de metal ligero, un nuevo motor que combina caja de cambios y cigüeñal en un solo cárter, nueva suspensión trasera, guardabarros más estilizados, esta horquilla telescópica y, sobre todo, un nuevo depósito de gasolina redondeado y pintado de color por primera vez. tiempo. El color rojo, que acaba unos años después, es una de las señas de identidad de la marca.

Montesa D-51

los D-51 Es una gran bicicleta en ese momento. Con ella Paco Bultó consiguió una medalla de bronce en el ISDT de Varese, en Italia, algo que solo está disponible para motos muy fiables. A partir de ahí comienza la presentación del primero del año siguiente brío, el primero Montesa de verdadero éxito. A partir de 52, una nueva versión del D-51, conocido como D-51Z, con una caja de cambios un poco más larga y un poco más de potencia. Entre las dos versiones del D-51, se fabricaron más de 2.800 motocicletas, lo cual no estaba disponible para muchas de esas pequeñas fábricas que tiraban del motor Villiers hispanos.

Son los 50. lubricante es el primer fabricante de motocicletas de la época y Motovespasu historia comienza en España en 52 son los verdaderos rivales de Montesa. OSSA es otro competidor muy serio, al igual que Derbi, que también es una marca joven y prometedora. MV Agusta, en Gijón, es también un serio rival. O Moto Guzzi, aunque sus clientes buscan algo más económico, menos «moto», como el ciclomotor Moto Guzzi 65que algunos nombraron «saltamontes«Por su parecido con el insecto, o»Gucicleta«Porque es casi más una bicicleta que una motocicleta.

Sanglass También fabrican motocicletas desde los 45, pero en este caso es exactamente lo contrario: grandes 350 y 500 cc de cuatro tiempos, demasiado caras para competir. Montesa. Roa, A Madrid o Isso, también en el medio, alcanzan importantes cifras de producción, la primera gracias a estos motores Villiers.

SorianSin embargo, ya está en completo declive: sus motocicletas inferiores, pequeñas y anticuadas no alcanzan el nivel de calidad de las nuevas marcas. Rieju, Lambretta y otros también señalan su historia durante estos años. Pero son todos Sadrian, Elig, Cofersa, Clúa, Huracán, Fusté o RMH, Marcas de usuarios de automoción Villiers (entre los que también son Rieju o Sanglas en algunas versiones) o los que se han atrevido a hacer sus propios motores como los suyos Clúa o BJR, por ejemplo las que anteriormente se quedaron en la carretera: las cualidades de los metales utilizados, las de la fundición de cárteres o frenos, los problemas de calidad por las series cortas que se «mataron» en contra del buen hacer de las marcas. Montesaque apuestan por la calidad y las series largas.

Permanyer y Bultó Supieron ver el futuro en esta marca. En 1945 habían invertido más de 700.000 pesetas en esta empresa como capital social. Habían fabricado 21 motocicletas y tenían una fábrica (antes una Continuo) de 100 m2. Paco Bultó Solo iba a esta fábrica a tiempo parcial ya que dirigía su propio negocio. En el ’52 su compromiso fue total, el capital social de la empresa es de más de 15 millones de pesetas, la fábrica se ha trasladado desde este taller de reparación de la calle Córcega al 89 de la calle Pamplona, con una superficie de más de 1.500 m2, que pronto quedaría reducido y trasladaría todo el tramo comercial a la calle Ausias March.

La Montesa Brío

Montesa Brío

los brío Es más que un modelo antiguo de la marca. Es la bicicleta que giró …

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *